¿Buenas o malas noticias primero?

Como norma general empezaremos por las malas noticias.

  • Los atletas que al mismo tiempo están estudiando se encuentran bajo mucho estrés.

Aunque esto puede no ser noticia para muchos de vosotros, en la Universidad, los atletas realmente necesitan sacar energía extra. Han de conseguir un equilibrio entre las tareas escolares y sus responsabilidades deportivas; y a menudo hace que los estudiantes que se desempeñan como atletas padezcan más estrés que el resto. La vida estudiantil puede ser bastante estresante por si sola, pero de acuerdo al estudio de Athletic Insight, el cual revela que las personas que comparten ambas facetas (como atletas y estudiantes) padecen un estrés más elevado de lo usual visible  en diversas variables, incluyendo: muchas responsabilidades, no tener tiempo suficiente para dormir y actividades extracurriculares exigentes. Sin embargo, la tendencia sobre el elevado nivel de estrés se revierte en otras variables, como el aislamiento social y la satisfacción con su apariencia física.

 Los atletas universitarios puede que pronto lleguen a ser pagados.

El hecho más sorprendente y emocionante para los atletas universitarios es que en un futuro próximo realmente puedan ser pagados por jugar. Muchos atletas universitarios expresaron su opinión acerca de que los deportistas a nivel universitario están siendo explotados al no recibir ninguna cantidad de dinero. Hace unos meses comenzó un movimiento legal para asegurarse de que la ley actual sobre el pago a los atletas universitarios cambie, así que, ¡asegúrate de estar a bordo con StAR tan pronto como puedas!

 

  • Petra Jurova