Tres hechos sorprendentes sobre ser un atleta universitario

  1. Se puede encontrar más dinero en División II y  División III.

Un gran número de estas escuelas son universidades de propiedad privada, más pequeñas y a menudo dan premios por los logros académicos. Aunque las escuelas de División III no están autorizadas para ofrecer becas deportivas, según US News & World Report, algunas de las mejores becas para atletas provienen de estas escuelas. Puede resultar confuso, pero las becas por mérito que ofrecen, a menudo pueden reducir el coste de la educación a menos de la mitad, lo que equivale a algunas de las becas ofrecidas en División I.

 

  1. La NCAA tiene requisitos académicos específicos.

Hay múltiples requisitos que se deben seguir si se quiere empezar a jugar en las ligas universitarias. Ser un gran atleta puede conseguirte el billete para formar parte de un equipo, sin embargo se necesita ser consciente de que la parte académica también juega un papel crucial a la hora de ser aceptado en alguna Universidad. Después del instituto, es necesario prestar atención a las torneos o ligas en las que se compite con el fin de de mantener el «estatus de amateur» y poder ser elegido para competir en las ligas universitarias. La NCAA tiene requisitos académicos y atléticos específicos e incluso estrictos. Para no salirse del camino marcado por estos requisitos, StAR – Student Athletes Recruitment puede ayudarte a resolver cualquier inquietud y asegurarse de que sigues los pasos adecuados.

 

  1. Los entrenadores a veces no tienen en cuenta los límites.

 Desafortunadamente, los entrenadores tienden a confundir a los atletas universitarios con simples atletas. Un estudio de la NCAA puso de manifiesto que a menudo, los entrenadores no respetan el límite de 20 horas de entrenamiento por semana fijado por la ley de NCAA. Más tiempo entrenando significa menos tiempo en clase y menos oportunidades de estudiar, restándoles este valioso tiempo que podrían dedicar a la faceta académica. Sin embargo, tan injusto como suena, necesitas estar preparado para hacer un poco de trabajo extra dentro y fuera del campo si quieres tener éxito en la Universidad.

 

  • Petra Jurova